Saltear al contenido principal
91 817 40 29 L-V: 9:30-14:00 y 17:30-20:30 | S: 9:30-13:30
Atrosis: Tipos Y Síntomas

Atrosis: tipos y síntomas

¿Qué tipos de Artrosis existen?

Primarias o idiopáticas

No obedecen a ninguna causa conocida.

Puede ser:

  • Localizada
  • Generalizada: cuando afectan 2 o más articulaciones.

Secundarias

Se debe a una patología previa conocida:

Puede ser:

  • Postraumática.
  • Metabólica.
  • Endocrina.
  • Neuropática.
  • Inflamatorias.

¿Cuáles son los síntomas de la Artrosis?

Clínicamente, la artrosis se caracteriza por:

  • Dolor articular (artralgia)
  • Rigidez
  • Limitación de la movilidad
  • Crepitación
  • Inestabilidad articular
  • Incapacidad funcional
  • Derrame ocasional
  • Grado variable de inflamación local.

A medida que la enfermedad progresa, la movilidad de la articulación afectada va disminuyendo, pudiendo aparecer incluso contracturas.

El dolor y la inflamación articulares también pueden aparecer tras largos períodos de inactividad física a lo largo del día.

El dolor puede ser muy intenso si se pierde completamente el cartílago hialino, lo que provoca la fricción entre los huesos.

Puede también producirse una deformidad por crecimiento de los extremos del hueso que forman la articulación, principalmente en los dedos de la mano.

La primera manifestación clínica de la artrosis es el dolor que puede estar limitado a la articulación afectada, cuando se trata de una sola, o afectar a varias articulaciones si la artrosis es generalizada. El dolor tiene diferentes características dependiendo de la fase en que se encuentre la artrosis.

Puede mostrar un curso intermitente y aislado si la artrosis es incipiente, pero a medida que progresa la enfermedad, el dolor se hace más continuo, persistente durante tiempo más prolongado y es inducido por cualquier movimiento de la articulación afectada. El dolor se desencadena con el uso de la articulación, tras estar inactiva y mejora hasta desaparecer con el reposo.

Las causas que provocan este síntoma pueden ser múltiples, variadas y no bien conocidas.

El dolor puede ser producido por:

  • La inflamación.
  • Proliferación de estructuras óseas.
  • Presión sobre el hueso expuesto.
  • Contracturas musculares.
  • Compresión de nervios periféricos, etc.

Otro síntoma característico del avance de la enfermedad es la rigidez de la articulación afectada, que suele aparecer durante la mañana tras el reposo de la noche.

La vida diaria del paciente puede verse alterada debido a la limitación de la actividad que conlleva la enfermedad.

Localizaciones Anatómicas más frecuentes de la Artrosis

Artrosis de Rodilla

Se ha estimado que afecta entre el 10-12% de la población a partir de los 55 años.

El 50% de los pacientes con artrosis sintomática de rodilla no presentan cambios radiológicos.

La artrosis de rodilla provoca dolor localizado en el compartimento de la rodilla que está afectado, rigidez y dificultad de movimiento, especialmente para subir o bajar escaleras. Se da crepitación articular que progresa a medida que avanza la enfermedad y también derrame.

Es más frecuente en los casos de poliartrosis primaria unida a casos de artrosis de manos, que como artrosis primaria de única localización. Generalmente es bilateral. Los casos de artrosis de una sola rodilla suele darse por un proceso mecánico y en personas jóvenes.

Se asocia artrosis de rodilla y sobrepeso.

Artrosis de las manos

La artrosis de las manos se expresa de forma característica en las articulaciones de los dedos, con poca o ninguna manifestación dolorosa, como un engrosamiento progresivo, que en las articulaciones interfalángicas distales se denomina nódulos de Heberden (afectan principalmente al índice y medio aunque pueden afectar a cualquier dedo) y en las interfafalángicas proximales, nódulos de Bouchard.

Cuando los nódulos completan su desarrollo, disminuye o desaparece el dolor y la rigidez, pudiendo volver a aparecer con el esfuerzo.

La rizartrosis o artrosis del pulgar es la que produce más dolor e incapacidad de la funcionalidad de la mano.

Artrosis de cadera

La artrosis de cadera o coxartrosis es una de las localizaciones más frecuentes y que causa mayor riesgo de invalidez del paciente.

La prevalencia a los 50-55 años podría ser alrededor del 20-30% de la población.

En edades avanzadas tiene igual prevalencia en hombres y mujeres.

La obesidad es un factor que puede predisponer a su aparición.

El dolor es un síntoma importante, es intenso e inicialmente comienza al caminar, posteriormente aparece en reposo y finalmente también en la cama, lo que puede impedir que el paciente duerma bien.

Artrosis de la columna vertebral

La artrosis de la columna o espondiloartrosis es muy frecuente, se asocia a la edad y está limitada a las articulaciones apofisarias.

Preferentemente se afectan los segmentos cervical y lumbar.

Se caracteriza clínicamente por rigidez, dolor, disminución del movimiento y algunas veces compresión de las raíces nerviosas .

La radiografía mostrará formaciones osteofíticas.

Artrosis de hombro

Se denomina también omartrosis o artrosis glenohumeral, es poco frecuente, pero es la segunda causa de dolor de hombro.

En la artrosis articulación acromio – clavicular el dolor aumenta con la presión, flexión anterior y a la abducción. Puede referirse a hombro y a la cara lateral del cuello. Las infiltraciones pueden dar buen resultado.

La artrosis de la articulación esterno – clavicular no produce mucho dolor, puede deberse a una luxación anterior de la clavícula.

Normalmente el paciente acude al médico ya que se produce una gran deformidad a este nivel.

Artrosis de codo

Es poco frecuente y suele ser secundaria a traumatismos o microtraumatismos de origen profesional o una enfermedad articular previa (sinovitis inflamatoria, metabólica, infecciosa, etc.).

Se manifiesta por dolor y limitación moderada de la movilidad.

Artrosis de tobillo y de tarso

Son poco frecuentes, suelen ser secundarias a traumatismos.

La artrosis en las articulaciones metatarso falángicas del pie suele ser asintomática excepto en la primera metatarso falange que origina un hallux valgus.

 

Volver arriba

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies